El marketing de envío masivo de mails ¿es posible?

Las nuevas tecnologías han hecho posible una publicidad diferente a la que estábamos acostumbrados. Existen diferentes estrategias de marketing para dar a conocer un producto o servicio y gracias a Internet esto es mucho más fácil.

Uno de los primeros cambios que generó, es la revolución en el mundo de la correspondencia por medio del e-mail. Podemos enviar nuestra correspondencia en cuestión de segundos, a un gran número de personas y lo más interesante, casi sin coste.

De esta forma surge el marketing de mails o marketing directo.

Si bien este sistema de marketing es muy utilizado, no podemos dejar de lado que para muchos es un recurso poco ético, invasivo y hasta poco favorecedor del producto a promover, que hoy se conoce por todos como spam.

El inconveniente del envío masivo de mails, es que una vez que un simple correo electrónico de tu empresa sea definido como “spam“, puede causar que todas las direcciones de correo electrónico de tu empresa también lo sean por los proveedores de servicios de email. Por otra parte, el sitio de la empresa también puede ser bloqueado por los motores de búsqueda.

Es posible que el problema esté, no tanto en el sistema en sí mismo, como en su utilización, como tantas otras veces. El abuso o el engaño o los pésimos contenidos han maltratado mucho a esta herramienta.

Porque podríamos comparar este medio de publicidad con cualquier otro, los anuncios de TV, la publicidad estática callejera, los flyers de entrega en mano. Todos tienen un grado de invasión y que alguien me diga que ha solicitado la tanda de anuncios en el momento cumbre de la película o un cartel que ofrezca una bebida en la esquina de su casa o en el lateral del bus.

La publicidad es invasiva por propia naturaleza, porque nadie la solicita.

En resumen, la publicidad en general y los mensajes de correo electrónico, en particular, con fines comerciales son beneficios tanto para los consumidores como para las empresas y solo son un medio mas de comunicación.

¿Pero cómo lo hacemos?

Es posible enviar publicidad o promoción de tus productos por medio de envío masivo de mails. Pero en lugar de enviar los anuncios de correo electrónico a mansalva, construye tu propia base de datos o identifica con mucho cuidado al cliente potencial que puede interesar la información del mail. Cuidado con comprar direcciones de correo a empresas. Estas empresas solo pretenden ganar dinero.

Escribir un email que parezca de seguimiento y añadir las ventajas de un producto que les pueda interesar. Hacer que la publicidad sea legítima.

Resumiendo, la utilización del mail como herramienta de marketing, es una alternativa que debemos aprender a utilizar, generar una norma ética y de contenidos. Pero, es mejor pensárselo dos veces antes de enviar anuncios de email a muchas personas sin un plan y sin considerar al receptor.

Debemos empeñarnos en ser creativos e imaginativos. El marketing de nuestro negocio es demasiado importante y debemos hacerlo, pero hacerlo “bien”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s